17 sept. 2015

17 días y "La chica del tejado"



17 son los días que estuve desaparecida. Me gustaría poder dar alguna excusa convincente o al menos interesante, como que me fui de viaje o conocí al amor de mi vida y me olvide momentáneamente del resto del mundo, pero nada de eso ocurrió. Supongo que sucedió lo de siempre, la vida. Queramos o no la vida siempre se interpone en todo lo que queramos hacer. Pero en fin, si les soy sincera a veces me pongo en plan filosófica y me planteo que es lo que estoy haciendo como vida, si estoy en el lugar correcto, si debería dejarlo todo e irme, si debería empezar desde cero, si debería seguir y en esos momentos seguir con todas mis  responsabilidades es difícil. Así que me tome un tiempo del blog y me dedique a pensar y a escribir. Además déjenme decirles que por aquí hay un cielo azul y un sol que hacen que te de fiaca inclusiva respirar. Esta tan lindo fuera que es difícil no tirarse en el pasto a ver cómo pasan las nubes.
Pero finalmente volví y les traigo una de mis historias. Una de las primeras historias de la que me sentí orgullosa. Espero que la lean y me digan su opinión, sincera opinión. 


LA CHICA DEL TEJADO
"Por eso Mona se escapaba tanto al tejado, porque allí se escuchaban todos los ruidos de la ciudad pero al mismo tiempo había silencio, un silencio del que solo ella era dueña. La noche en que cumplió los quince años esperó hasta que todos se hubieran ido y subió hasta el tejado. Se pasó la noche entera mirando las estrellas esperando alguna señal que le digiera que ya no era la misma que el día anterior, pero para cuando el sol estaba apareciendo se sentía exactamente igual que siempre, como si cumplir los años fuera todo una mentira, un simple cambio de cifras."