10 ago. 2017

Cadena de clicks



Entro a una página, digamos un blog, y encuentro un post acerca de un libro. Empiezo a leer y en el segundo párrafo, tercera oración el blogger comenta que leyó ese libro por la recomendación de otro blog y pone el link para ir a su página. Por curiosidad doy click y aparezco en otro blog que escribe acerca de viajes y entro en la pestaña de About Me y descubro que colabora con una revista. Doy click en el nombre y me lleva a la revista. En ella encuentro un artículo sobre páginas en las cuales se pueden descargar libros gratis y doy click. Y así no termino más. 

A veces siento como si internet fuera una telaraña de la cual es prácticamente imposible salir. Entro a ver algo pero siempre termino encontrando más de lo que buscaba. Hay demasiada información flotando en el aire, tantas oportunidades, tantas opciones. Y es imposible no querer saber más. Esta todo tan cerca. Todo a un click de distancia. 

Pero ¿Cuánto de toda esa información realmente necesitamos? ¿Tanta información nos hace felices? ¿Tantas opciones nos hacen más fácil elegir o al contrario lo hacen más difícil? 

Cuando pienso en cómo eran las cosas antes, pienso que la vida era más simple y siento que quizás por eso había menos problemas, menos enfermedades, menos stress. No se puede retroceder pero creo que se puede frenar un poco. Tomar un respiro y mirar desde un costado. Todavía tenemos poder de decisión, cada vez es menos pero tenemos que hacer uso de él. 

Quiero decidir qué hacer con mi tiempo y quiero decidir que a veces no quiera saber tanto, que no necesito saber tanto. Si no me entero de algo está bien. No tengo porque saber todo lo que está sucediendo en el mundo, ni todo lo que está de moda, ni todo lo que ya no está de moda. 

A veces mientras más leemos y más nos informamos menos sabemos. Nos pasamos tanto tiempo mirando las pantallas, click tras click que nos olvidamos de lo que está pasando a nuestro alrededor. Nos olvidamos de hasta respirar. 

Es por eso que quiero dejar de saber tanto y quiero ver más, sentir más, respirar más.


No se olviden de seguirme en Instagram y Facebook


3 comentarios:

  1. "Quiero ver más, sentir más, respirar más".

    Palabras poderosas que haces que choques contra una pared de concreto y te des cuenta de que está bien no saber cosas. El mundo no se acabará por eso.

    Se siente bien leerte, tus palabras son como la brisa que choca en tu cara a primera hora de la mañana.

    Saludos, Virginia<3.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Creo que nadie podría estar en desacuerdo contigo porque lo que expresas es lo que nos sucede a todos, no solo con las páginas de internet si no también las redes sociales. El exceso de estímulos, informaciones y cosas con las que supuestamente debes estar al día y no perderte nos llevan por una vorágine sin descanso.
    Es importante darse cuenta a tiempo y poder parar un poco, descansar y que el mundo siga corriendo a nuestro alrededor.
    Muy linda la reflexión. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola Cati!
    La verdad es que es una locura cómo se enlazan las cosas en internet y como empezamos viendo una cosa y terminamos con 50 pestañas en el navegador. Supongo que así funciona el click bait. A mí me suele pasar mucho con buzz feed y Pinterest, es re loco como te colgas viendo todo lo que te van mostrando y recomendando relacionado a lo que estas viendo.
    Y sí, mucha de la "info" online no es útil, no nos informa de nada muy relevante, pero supongo que así funciona internet y de eso viven muchos.
    El poder de decisión y voluntad es nuestro, a veces decidimos ignorar el click bait y otras nos dejamos llevar. Y es lógico que en algún momento eso nos deja de llenar y necesitamos algo más sustancial... y real.

    Que andes bien.-

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury