1 sept. 2017

Cada pisada, una palabra



Caminar me relaja, me deja pensar. 
Y cuando pienso escribo.
Lo escribo todo en mi cabeza, en una pequeña libreta imaginaria.
Escribo lo que me pasa y lo que no me pasa, lo que quisiera que me pasara.
Cada pisada es una palabra más que voy anotando con tinta invisible.
Pisada palabra, palabra pisada.
 Mi cabeza funciona como una máquina de escribir que tipea palabra tras palabra.
Mientras más camino más escribo.
Luego las palabras se van y nunca llego a pasarlas al papel.
Son historias de aire que nadie va a leer, que ni yo voy a recordar.
Pero en ese momento en que voy caminando, y las palabras se suceden una tras otra,
me siento casi como si fuera una escritora de verdad
sentada frente al mar escribiendo una gran historia.

1 comentario:

  1. Hola Cati!
    Ay me encantó. Y es posta, cuando salís a dar un paseo notas cómo te relajas, cómo miras lo que te rodea, vas pensando e imaginando cosas.
    Es un poco triste no recordar o trascribir todos esos pensamientos, pero al menos te hacen compañías mientras seguís caminando por ahí.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar

Nada de Spam!

"Hay peores cosas que quemar libros, una de ellas es no leerlos"
Ray Bradbury